¿ Por qué envolvemos al recién nacido en fotografía ?

11 de juny, 2020 - Embarazo y recien nacido - Comentaris -

La práctica de envolver al bebé es una tradición ancestral, muy poco conocida en las sociedades occidentales, pero que últimamente se está volviendo a utilizar. ¿Cuándo, cómo y por qué se hace? ¿Tiene alguna contraindicación? Y, sobre todo, ¿por qué parece que le gusta tanto al bebé? En este artículo, te lo explicamos todo.

Durante el primer trimestre después del nacimiento, los bebés añoran las sensaciones de las que disfrutaban en el seno materno. La gran cantidad de estímulos externos que reciben en su nuevo entorno sobrecargan su delicado sistema nervioso y hace que respondan de la única manera que saben: con un llanto desconsolado. Sin embargo, en el mundo industrializado se suele decir que, por lo general, esto es solo un cólico y que se debe aguantar el incesante llanto del bebé hasta que se le pase, durante unas semanas ¡o incluso meses!

El Dr. Harvey Karp, pediatra especialista en desarrollo infantil con más de 25 años de experiencia y autor del libro The Happiest Baby on the Block (El niño más feliz del barrio, RBA Integral), advirtió este fenómeno y se propuso entender por qué en algunas otras culturas el llanto del bebé recién nacido es algo prácticamente desconocido. Comprobó que en todo el mundo la mayoría de los padres, por intuición, tratan de imitar el vaivén, los arrullos y los ruidos del útero materno; sin embargo, en nuestra cultura se nos enseña equivocadamente a susurrar y a caminar de puntillas en presencia de los bebés porque creemos que necesitan un entorno silencioso… y ¡eso está muy lejos de ser cierto! Si durante nueve largos meses el bebé ha sido balanceado dentro de su mamá, ¿por qué pensamos que es mejor para él la soledad y quietud de una habitación silenciosa y oscura? Además, los bebés adoran ser movidos y mecidos. De hecho, muchos no se duermen si no es entre la calidez y el movimiento rítmico de unos brazos de papá o mamá paseándose pasillo arriba y abajo.

¿Por qué los bebés adoran el movimiento?
El sistema vestibular, el que nos permite mantener el equilibrio y no marearnos cuando corremos, es uno de los órganos que primero se desarrolla en un bebé intrauterino. Además, según la neuróloga Dra. Lise Eliot, continuará perfeccionándose hasta la pubertad. Es el órgano que el bebé utiliza para saber dónde está el arriba o abajo dentro de la barriga de su mamá, y le indica donde está la salida.

Por tanto, envolver al bebé, llevarlo en brazos, arrullarlo, acunarlo o amamantarlo son métodos antiguos que, seguidos siempre de acuerdo con las demandas del bebé, ayudan a que este se tranquilice, se sienta más seguro, cese el llanto (e incluso los cólicos) y a dormirse. Y esto es así porque se trata de experiencias similares a las que vivió en el vientre materno.

Las ventajas de envolver al bebé
Al nacer, los bebés se sienten desorientados porque tras pasar nueve meses en el útero todo cambia para ellos. De sentirse seguros y abrigados, pasan a un medio totalmente nuevo y abierto. De ahí que envolver al bebé recién nacido apretada pero delicadamente con una manta suave hace que este se sienta caliente y seguro, al recordarle la agradable sensación que tenía dentro del viente materno. Así, envolver al bebé tiene como objetivo:

  • Facilitar la transición del útero al exterior, al brindarle una presión y abrigo que se asemejan al vientre materno.
  • Evitar que los reflejos del bebé perturben su sueño.
  • Durante los primeros días, el bebé aún no puede regular bien su temperatura corporal; la manta cálida y suave le garantiza mantener una temperatura adecuada.
  • El estar calentitos y apretaditos les aliviará los cólicos.

El método de envolver al bebé sirve de protección al recién nacido, lo calma cuando está demasiado excitado, previene que se asuste con sus propios movimientos reflejos (evita los bruscos aspavientos de brazos y piernas que, involuntariamente, realizan los bebés al poco de nacer debidos al reflejo de Moro), y lo mantiene calentito hasta que su termostato interno se regula.

Algunos hospitales y clínicas ya utilizan el sistema de envolver a los recién nacidos. Durante los 3 a 5 días que generalmente pasa el bebé ingresado, se le mantiene envuelto, bien tranquilito y a gusto. Por eso, si una vez en casa el bebé se muestra inquieto y agita brazos y piernas, ¿por qué no intentarlo? ¡Hay bebés que solo se duermen mediante esta técnica!

Por lo tanto, para la fotografía newborn, se utiliza para poder llevar a buen fín la sesión. Muchas veces no es totalmente necesario, por lo que se realizan semi envolturas donde se pueden ver parte de las extremidades, pies y manitas. En la mayoría de los caso es necesarios y se comienza por una envoltura más cerrada y se va procediendo a desnudar poco a poco.

DSC_7642
DSC_6679
DSC_8673

Deixa el teu comentari
L'adreça electrònica no sera publicada

3 + 9 =
Veure anterior Veure següent
Darreres entrades
Categories